Saltar al contenido

Dieta de la jalea

dieta-de-la-jalea

La jalea o mermelada es un dulce típico que puede prepararse en casa a partir de frutas y azúcares, o adquirirse en cualquier tienda de mercado. Con mucha frecuencia, la jalea forma parte de nuestros desayunos y meriendas. Sin embargo, ¿Qué tan beneficiosa es? ¿Será útil para perder peso?… a continuación vamos a aprender un poco más sobre la dieta de la jalea.

El ingrediente principal de toda jalea o mermelada es la fruta, y sabemos que el consumo de frutas es altamente recomendado para un estilo de vida saludable. Prácticamente se puede preparar jalea con cualquier tipo de fruta. Sin embargo, en la preparación de la jalea es donde está el detalle de cuán beneficiosa es para la nutrición.

Las frutas tienen azúcares naturales que hacen dulce su sabor la mayoría de las veces. Casi siempre al preparar jalea de fruta, se adiciona algún azúcar procesado o refinado para realzar el sabor dulce, es ahí donde está el detalle. La jalea se vuelve una fuente importante de hidratos de carbono simples que se absorberán causando mayor ingesta calórica y aumento de peso, si se consume con frecuencia, por lo tanto, la recomendación es no abusar de las jaleas.

Cuando se hacen caseras, las mermeladas pueden tener menor contenido de azúcar, no obstante, su forma de preparación aumenta los hidratos de carbono presentes y multiplica las calorías, así que aunque sea más sana, también debe llevarse con moderación.

Los azúcares rápidos que aporta la mermelada representan una fuente rápida de energía para el organismo. Es ideal para comer antes de una rutina de actividad física elevada pues tendrás toda la energía necesaria para el trabajo.

Otro aspecto positivo de las jaleas, como ya comentamos, es que son a base de frutas, y aportan los mismos beneficios que estas, a pesar de que durante la preparación se pierden gran cantidad de vitaminas y minerales, otras como la vitamina B permanece, al igual que la fibra, compuesto que ayuda a eliminar las toxinas y mejorar la función digestiva.

Otro punto a favor de las jaleas, es el hecho de que no contienen grasas, sin embargo, no debemos olvidar que el exceso de azúcares acaba transformándose en grasas.

¿Cómo incorporar la jalea en nuestra dieta?

dieta-de-la-jalea

La jalea puede consumirse con rebanadas de pan integral o tostadas en el desayuno, para cargarnos de energía durante el día, también durante la merienda de la tarde.

Las raciones serían:

  • Para el desayuno: dos rebanadas de pan integral con jalea de frutas (de preferencia casera, 1 cucharada para untar en ambas rebanadas), un huevo cocido, café o té sin azúcar.
  • Para la merienda: galletas integrales (4), o 2 tostadas integrales untadas con 1 cucharada de jalea. Yogurt descremado natural con una cucharada de jalea.

Beneficios y desventajas

La dieta de la jalea no debe ser considerada en sí como un régimen de un único alimento para perder peso. Al contrario, se trata de una sugerencia nutricional para aprovechar un postre de manera equilibrada dentro de nuestra alimentación.

Recordemos que el principal contenido de las mermeladas son los azúcares, y que el exceso de azúcares se transforma en grasa.

Si deseas probar otras dietas, te recomendamos: