Saltar al contenido

Dieta de la papa

dieta-de-la-papa

Podrá parecer curiosa y hasta contradictoria esta dieta de la papa, ya que es uno de los vegetales más despreciados cuando se trata de pérdida de peso; a la papa se le atribuye el tener un alto contenido de hidratos de carbono y por ello es la primera verdura que sale de nuestra lista de alimentos permitidos durante la dieta, pero… ¿será que estamos en lo cierto?

Para dar respuesta a esta interrogante, cada vez más expertos en la nutrición han defendido a este tubérculo como un alimento esencial en nuestra dieta que aporta numerosos nutrientes que son necesarios para un organismo saludable y que incluso ayudan en la pérdida de peso, el secreto está entonces en la forma de preparación de este alimento. De ello es de lo que se trata la dieta de la papa, saber preparar este tubérculo para aprovechar al máximo sus nutrientes y evitar preparaciones sobrecargadas de hidratos de carbono.

La papa o patata es una planta herbácea que es perteneciente al grupo de las solanáceas, es un tubérculo que forma parte de la mesa de muchas familias, y aunque se desprecia un poco en casos de régimen para perder peso, bien preparada, la batata es un alimento a favor para conseguir la figura que deseamos.

Contiene apenas 15g de hidratos de carbono completos, la cual es una proporción pequeña en comparación con la pasta, el arroz, o el pan por ejemplo; por cada ración de 100g de papa estamos consumiendo magnesio, calco, fosforo, hierro, potasio, vitamina B1 y vitamina C.

El real problema de este alimento está es en la forma de su cocción. Una preparación inadecuada solamente va a aumentar las calorías que tiene la papa. Cuando se consume cruda, la papa aporta 73 calorías, que se elevan a 100 cuando son papas hervidas y quedan en 75 calorías si se cocinan al vapor.

El problema está en las preparaciones fritas. Cuando comemos 100g de papas fritas congeladas, como las que compramos en el supermercado, las calorías en este alimento se han multiplicado hasta 27, esto se debe a que en la fritura, el agua en el interior de la papa se vapora y estas absorben el aceite aumentando así sus calorías.

¿Cómo hacer la dieta de la papa?

dieta-de-la-papa

  • La papa es un alimento rico en nutrientes y minerales, aunque su contenido de hidratos de carbono es moderado en las preparaciones caseras (vapor, hervida, cruda) sigue siendo menor que muchos alimentos de consumo cotidiano, por ejemplo la pasta y el arroz, por lo que la papa puede sustituirlos.
  • La preparación más recomendada es al vapor, conserva mejor el valor nutritivo de la papa (de 2 a 4 papas al día en una comida, de preferencia almuerzo).
  • Cuando se trate de una preparación hervida, asegúrate de no pasar el tiempo de cocción (20min aproximadamente) y de usar solo la cantidad de agua necesaria.
  • Puedes condimentar tus preparaciones a base de papa con especias naturales (pimienta, orégano) y trata de reducir la sal.
  • Deja la papa para substituir el arroz y la pasta en los platos principales como el almuerzo y la cena. Lo importante es no mezclarlos para no aumentar el consumo de carbohidratos y así de calorías.
  • La papa también puede hacer parte de tus colaciones y sopas.
  • Ingiere suficiente agua.
  • Evita el consumo de azucares refinados y grasas.

A continuación, te ofreceremos 3 alternativas diferentes para cada momento del día

Momento Alimento
Desayuno 2 tostadas integrales con uma rebanada de jamón
Cereal integral en una taza de leche descremada
Ensalada de frutas (manzana, banana) con avena.
Almuerzo Pollo o carne asada o al horno con una papa al horno
Pescado y 1 papa al horno
Atún y papas al horno
Cena Ensalada de pimientos y papa cocida
Ensalada de papa y apio cocido con pollo desmechado
Ensalada de papas y huevo cocido con un toque de aceite de oliva
Merienda Yogurt natural con trozos de fruta
Té o café y una tostada integral

Beneficios y desventajas:

Claramente la dieta de la papa nos muestra que este tubérculo tiene numerosos nutrientes que pueden aprovecharse para mejorar la alimentación. No se trata de un consumo exclusivo de papa en la dieta para perder peso, si no de usarla como sustituto de las harinas y los carbohidratos en los platos, así como también de aprender a prepararla. Recuerda, cocida, cruda o al vapor, evitando lo frito.

Con estos cambios sutiles en la alimentación, asociados a ejercicio físico regular, en poco tiempo comenzarás a ver resultados.