Saltar al contenido

Dieta de la sopa

dieta-de-la-sopa

¿Quién no se siente mejor con una sabrosa sopa de verduras hecha por la abuela? Las sopas de verduras son esos remedios caseros que sirven para todo, desde para cuidar un resfriado hasta una tristeza, todo sabe mejor si es con la sopa de la abuela. Es que ese maravilloso caldo de legumbres, además de ser el primero de muchos tratamientos caseros, también es el principal plato de una dieta que te lleva a perder peso rápidamente, pudiendo adelgazar hasta 5 kg por semana.

Esta famosa dieta de la sopa es una modificación de la dieta de los hospitales cardiológicos, donde se les preparaba a los enfermos del corazón que iban a ser sometidos a cirugía, una sopa hipocalórica, “quemadora de grasa” con el propósito de que perdieran peso antes de su cirugía.

Modificaciones de esta dieta original para pacientes han sido introducidas en este régimen alimentar hasta el punto de constituirse hoy en día como una dieta muy popular que muchos adoptan para un pérdida de peso rápida y con menos carencias nutricionales.

El truco de la dieta de la sopa es una preparación con bajo contenido de carbohidratos y grasas, preparada a base de verduras frescas, hervidas al vapor.  Puedes beber tanta sopa como quieras, ya que su secreto son las “frigorías”, que al metabolizarse, ayudan al cuerpo en la quema de grasas. Además, la sopa es perfecta para purificar el organismo y eliminar toxinas del cuerpo.

¿Cómo hacer la dieta de la sopa?

dieta-de-la-sopa

  • Es una dieta fundamentada en recetas de sopas “leves”, llamadas así por su bajo contenido de carbohidratos, apenas con algunas legumbres y carnes magras, especialmente pollo y pescado.
  • Las sopas constituyen los platos principales de las comidas (almuerzo y cena), mientras que para los snack o meriendas, son permitidos el yogurt (200g), los tés (200ml) y bebidas naturales sin azúcar como los jugos de frutas (350ml).
  • La hidratación es sumamente necesaria, cuando menos 2 litros de agua al día.
  • Es preferible evitar algunas legumbres como la yuca y el ñame, que tienen alto contenido de almidones.
  • Puedes incorporar preparaciones con huevos cocidos (1 o 2 por comida) y queso (200g, mozarella u otro bajo en grasa) para aumentar el consumo proteico.
  • La dieta de la sopa ayuda en la retención de líquidos, disminuye la inflamación; preparada con las recetas recomendadas es una fuente importante de nutrientes que fortalecen la salud.
  • Dentro de las dietas rápidas, podría decirse que esta dieta de la sopa es una de las más equilibradas en cuanto a pérdida de peso y restricciones nutricionales.
  • No es una dieta recomendada para ancianos, mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni para niños. Así como también hay que tener precaución en pacientes con diabetes.
  • Los ejercicios físicos durante esta dieta no son aconsejados, puesto que el consumo calórico es bajo y el agotamiento es mayor; solo se permiten algunas actividades leves como caminatas.

A continuación, te ofreceremos 3 alternativas diferentes para cada momento del día

Momento Alimento
Desayuno

Ingredientes: 6 tomates pelados, 6 cebollas, 1 repollo, 2 pimientos, 2 tallos de apio. Sal y pimienta.

Cortar la verdura en cuadros y colocar a hervir por 30 minutos, puede licuarse.

Almuerzo

Ingredientes: 1 repollo, espinacas, acelga y cédano. Sal y pimienta al gusto.

Cortar en cubos y hervir por 25min. Puede licuarse. Para hacer una crema solo se agrega media taza de leche descremada mientras se hierven.

Cena

Ingredientes: 6 plátanos o bananas, cebolla larga, sal.

Hervir durante 30 min y luego licuar

Merienda

Ingredientes: apio, cebolla, 2 papas, 2 zanahorias, 1 porción de pollo o carne; sal.

Hervir durante 45 min. Puede licuarse luego.

Beneficios y desventajas:

La dieta de la sopa es un tipo de alimentación fácil que se prepara con pocas legumbres sencillas de adquirir y que básicamente se trata de disminución del consumo calórico manteniendo el mismo gasto  energético en el cuerpo.

Si bien permite el consumo de proteínas (pollo, carnes magras) en cantidades muy pequeñas, la restricción calórica es importante y puede llevar a carencias nutricionales si se prolonga este régimen alimentar más de una semana.

Por otro lado, la idea de incorporar sopas a la dieta es optima, numerosas colaciones aportan gran cantidad de nutrientes que son beneficiosos para la salud. La clave es asegurarse de consumir el suficiente aporte proteico.