Saltar al contenido

Dieta de la biblia

dieta-de-la-biblia

La Biblia es el libro más famoso del mundo, prácticamente conocido en todos los rincones del planeta. Es el código de leyes de muchas religiones, y contiene una gran cantidad de historias y relatos divinos que sirven de guía para la vida.

Se ha popularizado una famosa dieta basada en lo observado sobre la alimentación en los pasajes bíblicos. Conocida como el evangelio de las dietas o simplemente la dieta de la biblia, es una propuesta hacia una serie de consejos nutricionales que invitan a seguir una nutrición más sana y equilibrada a la vez que ayudan en la pérdida de peso.

Como es conocido, en la Biblia son numerosos los pasajes que relatan milagros relacionados con la proporción de alimento a los fieles, desde que Moisés caminaba con el pueblo de Israel por el desierto, hasta que Jesús multiplicase los panes, parece que se logran identificar una serie de alimentos que eran los proporcionados por las leyes de Dios.

Entre estos alimentos destaca el papel especial de las frutas y verduras. Estas son muy importantes en la Escritura. Son fuente natural de vitaminas y minerales, pueden comerse durante todo el día, de hecho, la recomendación de 5 piezas de frutas y verduras al día es probable que venga de la palabra de Dios.

El Señor dice en Deuteronomio, capítulo 8, los israelitas irán a la “tierra del trigo y la cebada; de viñas, higueras y granados, de miel y de olivares; tierra donde no escaseará el pan…”

Como podemos deducir, la dieta de la Biblia recomienda el consumo de todos esos alimentos, uvas, higos, granadas, aceitunas, cereales, todos los cuales aportan muchos beneficios al estado de salud y forman parte de la recomendación para otras dietas.

¿Cómo hacer la dieta de la Biblia?

dieta-de-la-biblia

La dieta de la biblia plantea algunas recomendaciones generales para llevarla a cabo. Si cumples con ella, estas adoptando una dieta equilibrada y sana:

  • Come al menos 5 porciones de frutas y verduras al día, en las combinaciones que quieras. Recuerda que cada porción es un puñado, aproximadamente. Puedes acompañar cada comida principal con alguna fruta o verdura fresca como postre.
  • Limita los lácteos a tres por día como máximo. Por ejemplo, opta por leche descremada y yogurt natural.
  • Puedes consumir arroz, papas, legumbres, pan, dentro de las porciones recomendadas, un puñado para cada comida aproximadamente, y de preferencia no combinarlos.

Modalidad rápida de la dieta de la Biblia

 Es una variedad rápida de hacer esta dieta en 11 días para perder hasta 4 kg, luego puedes perdurar el estilo de alimentación con las recomendaciones anteriores. El plan dietético se iniciará el lunes, y terminará un domingo o el día 11 después. Se puede repetir mensual.

Durante el sexto día se mantendrá ayuno hasta la hora de la cena y se invertirá el tiempo en meditación y oración. Se permite vino, una copa pequeña, como endulzante se puede usar una cucharadita de miel.

  • Carnes: solo de buey, oveja, cordero y cabra, ración 200g. Prohibido el puerco.
  • Los productos lácteos (queso, crema, cuajada, leche) se admiten como sustitutos de las carnes, nunca en combinación (1 lonja de queso, 300ml leche, 50g crema).
  • Los huevos naturales cocidos pueden consumirse durante la cena, dos como máximo.
  • Los peces permitidos son los que tienen escamas, merluzas, sardinas, salmón por ejemplo, ración (200g)
  • Las ensaladas de acompañamiento admiten todas las verduras (lechugas, tomate, zanahoria, espinaca…)
  • Las comidas serán desayuno, almuerzo, cena, y una o dos meriendas para la cual se permiten frutas frescas.

A base de las recomendaciones anteriores puedes armar tus platillos para la dieta.

Beneficios y desventajas

 La dieta de la Biblia es una opción que ofrece una alimentación sana, equilibrada y que puede mantenerse  por largos periodos de tiempo. La forma rápida ayuda a perder peso, y luego puede continuarse con el menú para largo plazo.

Una desventaja sería para los amantes de las carnes de cerdo y comida del mar, pues no admite estos y algunos otros alimentos.

Si deseas probar otras dietas, te recomendamos: