Saltar al contenido

Dieta de la mandarina

dieta-de-la-mandarina

La mandarina es el centro de una nueva dieta que promete hacerte perder hasta 4 kg con tan solo comer mandarina en la mayoría de tus comidas durante 1 semana. La dieta de la mandarina se basa en que esta fruta cítrica es la más adecuada para reducir peso y medidas, ya que contiene pocas calorías, apenas unas 53 calorías en cada 100g.

La mandarina es una fruta del grupo de los cítricos, con gran cantidad de nutrientes que ayudan a restablecer la salud, mejorar el estado físico, además de perder peso. Esta fruta ayuda a controlar los impulsos de hambre, haciéndote sentir satisfecho por más tiempo, además, la mandarina es un excelente alimento para el tubo digestivo, puesto que mejora el peristaltismo intestinal, reduce la distensión por acumulación de gases, y previene la retención de líquidos.

La mandarina mejora también el estado de ánimo general. Se dice que se su consumo se asocia a la liberación de endorfinas, sustancias endógenas (del propio organismo) que tienen que ver con sentimientos placenteros.

Como todo cítrico, la mandarina es rica en vitamina C, que es un estimulante del sistema inmunológico, y que también tiene función sobre la reparación, regeneración celular y de los tejidos.

Otros minerales que posee la mandarina como el magnesio, es importante para la ejecución de numerosas funciones químicas dentro de la célula. Gracias a su alto contenido en fibra (2g en cada 100g) mejora la salud del sistema digestivo.

La gran ventaja de la mandarina es que puedes comer toda la que desees puesto que está libre de colesterol y grasas, de hecho, esta fruta te ayuda a eliminar las reservas de grasa acumulada en el organismo, y además, posee flavonoide que funcionan como compuestos antioxidantes, por lo que la mandarina es una fruta para desintoxicarse.

La mandarina puede consumirse de varias maneras. Ya sea entera, donde recarga tus energía y aporta escasas calorías; o en zumo, que se prepara licuándola con otras frutas o verduras como la zanahoria, incluso hasta puedes hacer batidos agregando un poco de leche desnatada.

Una infusión de mandarina también es otra opción para beber antes de dormir o por la tarde. Aun cuando necesites algún postre, la mandarina puede ayudarte a preparar un delicioso flan de mandarina, un dulce ligero que te consentirá en tus antojos dulces.

Como puedes ver, la mandarina puede ser un alimento natural, sano y que te haga perder peso, solo basta incorporar diferentes recetas de ella en tus menús.

¿Cómo hacer la dieta de la mandarina?

dieta-de-la-mandarina

La mandarina puede servirte para una dieta rápida de 5 días. Te ayudara a perder entre 2 y 4 kg por semana; no obstante, debes estar consciente de que se trata de una dieta estricta y limitada que no debe prolongarse por más de 5 días, máximo 7 días.

A continuación, te ofreceremos 3 alternativas diferentes para cada momento del día.

NOTA: Cada día al levantarse beber un vaso de agua tibia con el jugo de 1 limón exprimido

Momento Alimento
Desayuno 1 taza de té verde, zumo de mandarina, 1 yogurt descremado (300g)
1 tostada de pan integral con café/ té, 1 mandarina
1 vaso de leche descremada y 1 mandarina
Almuerzo Arroz integral (60g) con mandarina (gajos de 2 mandarinas) y mixtura de verduras al vapor (brócoli, col, zanahoria)
Ensalada de lechuga, mandarina y aceitunas con atún (200g)
Pollo a la plancha, queso mozarela en rollitos (2) 1 mandarina
Cena Pollo o pescado (100g) a la parrilla con mandarinas y aceitunas negras
Sopa de verduras con té verde y 1 mandarina
Pasta integral (60g) con mandarinas y brócoli en ensalada
Merienda 1 taza de cereales integrales con gajos de mandarina y 1 vaso de  leche descremada
Yogurt con trozos de mandarina

Beneficios y desventajas:

La mandarina es una fruta maravillosa, ideal para cualquier régimen de dieta, aporta nutrientes importantes para el mejor funcionamiento del organismo, además es dulce, fácil de preparar y se puede comprar casi todo el año.

La dieta rápida de la mandarina para perder peso, puede ser una opción fantástica para ponerte en forma antes de un evento importante. Sin embargo, recuerda que como toda dieta restrictiva, corres el riesgo de efecto rebote y tu cuerpo sufre durante los días de carencias nutricionales.