Saltar al contenido

Dieta de la sandia

dieta-de-la-sandia

La dieta de la sandia también es una de las opciones rápidas y naturales para bajar de peso, con una pérdida más controlada, en promedio unos 2 kg por semana. Este tipo de dieta se basa en la incorporación y sustitución de alimentos en nuestra dieta por la sandía, la cual es una fruta que aporta grandes beneficios para la alimentación.

Al restringir el consumo de hidratos de carbono, la ingesta de calorías desciende a unas 1200 por día, lo cual lleva a un menor consumo calórico en relación a lo que se ingiere y en consecuencia ayuda en la pérdida de peso, que puede alcanzar hasta los 2 kg por semana.

En esta dieta, la sandía pasará a ser parte principal en nuestros platos diarios de alimentación, aprovechando que es una fruta baja en calorías (tan solo aporta 20 calorías por cada 100g) y el gran contenido de agua que posee que actúa que mantienen la sensación de saciedad por más tiempo.

Otro aspecto positivo de esta dieta, es que las restricciones son menores. De hecho, no es necesario cambiar todo el menú diario o reemplazarlo por sandía, como exigen otro tipo de dietas. Basta solo con sustituir las meriendas, especialmente los postres, por esta fruta, y alguna comida como la cena o el desayuno.

La dieta de la sandía, a pesar de ser una manera rápida de perder peso, no impone restricciones nutricionales estrictas, por lo que es una manera saludable de adelgazar cuando se practica adecuadamente.

La sandía, melón de agua o patilla como también se le conoce a esta fruta, es refrescante y dulce. Es un alimento con alto contenido de agua y por ende propiedades diuréticas que contrarrestan la retención de líquidos, mejorando la función renal, con efecto vasodilatador y también ayuda en el control de la presión arterial. La sandía contiene aminoácidos que son importantes para el metabolismo, y también es rica en fibra que mejora la función del tracto gastrointestinal.

Es de color roja por un compuesto llamado licopeno, un carotenoide antioxidante que es protector contra los efectos de los radicales libres; es fuente de vitamina A y C que tiene función reparadora y protectora sobre los tejidos. También, la sandía es fuente de potasio, magnesio y otros minerales importantes para el sistema nervioso.

¿Cómo hacer la dieta de la sandía?

dieta-de-la-sandia

  • La dieta de la sandía puede adoptarse en un régimen rápido, para unos 5 días, con una restricción alimentaria importante y rigurosa; o también para períodos prolongados, donde es más flexible. Este segundo estilo es mucho más recomendado, puesto que previene el efecto rebote y asegura los resultados por más tiempo.
  • Cuando se adopta la dieta de la sandía por largos períodos es recomendable consultar las opciones para el menú con un nutricionista, para asegurar el aporte correcto de nutrientes y evitar déficits.
  • Para los desayunos usualmente se consumen café o té sin endulzantes con una rodaja de sandía, y puede adicionarse una rodaja de pan o de galletas integrales.
  • A media mañana, y a media tarde, se consumirán dos rodajas de sandía o en jugo.
  • Para las comidas como almuerzo y cena, se preparan ensaladas crudas (tomate, zanahoria) y algunas carnes magras, atún o pollo a la plancha.
  • Los postres refinados son substituidos por sandía.
  • Es importante mantener un buen estado de hidratación, para ello se recomienda beber mucha agua, y se aceptan infusiones de hierbas, té y jugos naturales sin azúcar.

A continuación, te ofreceremos 3 alternativas diferentes para cada momento del día

Momento Alimento
Desayuno Café o té sin azúcar, con frutas, piña y sandia en cubos.
2 galletas integrales, un yogurt natural, 1 porción de sandia.
Café con leche desnatada, 1 tostada integral, untada con queso light.
Almuerzo Filete de ternera a la plancha con vegetales al vapor (brócoli)
Coliflor hervido y muslos de pollo al horno
Puré de calabazas con zanahoria y pechuga a la plancha
Cena Alcachofas sofritas con ajo y una porción de sandía
Tortilla con espárragos y espinaca, con una porción de sandía
Puré de apio con queso rallado y atún (200g)
Merienda Yogurt natural con trozos de sandia
Jugo de sandía (350ml) o dos rebanadas de sandía

Beneficios y desventajas:

La dieta de la sandía es una opción natural, fácil y rápida para perder peso. La ventaja sobre otras dietas rápidas es que puede modificarse y hacerla menos restrictiva para prolongarla en el tiempo y así prevenir los déficits nutricionales que conllevan estas dietas rápidas.

La sandía es un fruto con increíbles propiedades beneficiosas para el cuerpo, comienza a introducirlo en tu dieta. Cambia los postres refinados y cargados de azúcar por unas porciones de sandía, consume muchas ensaladas naturales y evita las grasas. Poco a poco conseguirás ver los cambios en tu cuerpo y en tu salud.