Saltar al contenido

Dieta de la leche

dieta-de-la-leche

Fue bajo la idea del Dr. Zemel de la Universidad de Tennessee, Estados Unidos, que surgió la idea de comenzar la dieta de la leche. Fue observado que la leche ayuda en la pérdida de peso, ya que dificulta la absorción de las grasas.

La dieta de la leche es un plan de alimentación que no solo se basa en un mayor aumento de la ingesta de leche, sino que también se vale de otros productos lácteos como el queso, especialmente aquellos bajos en calorías como el mozarela o el requesón, y yogures líquidos o de postre que pueden combinarse con algunas frutas.

La leche es un alimento con alto valor nutricional, aporta numerosos nutrientes y minerales además de mejorar las funciones de muchos sistemas de nuestro organismo. El aporte de calcio es una de sus mejores cualidades. El calcio presente en la leche y otros productos lácteos ayuda a prevenir patologías como la osteoporosis (en mujeres posmenopáusicas y hombres mayores a 65 años) así como también, el calcio es fundamental para el proceso de crecimiento y desarrollo de los niños y adolescentes.

Otros beneficios que se han relacionado con el consumo de leche son: la reducción de la presión arterial y la prevención de enfermedades inflamatorias crónicas como por ejemplo el cáncer. Específicamente, el consumo de leche se ha relacionado con la prevención del cáncer colorectal, y es recomendada en caso de reflujo Gastroesofágico, y de constipación.

¿Cómo hacer la dieta de la leche?

dieta-de-la-leche

Para cumplir con la dieta de la leche en un régimen rápido que ayude a la pérdida de peso, adoptaras un régimen de alimentación estricto durante 1 semana. En este período, las medidas serán las siguientes:

  • Los primeros dos días solamente se consumirá leche, varias veces durante el día, quedando prohibida la ingesta de cualquier otro tipo de alimento en estas 48 horas iniciales.
  • Solo está permitido además de leche, café o té, máximo dos tazas al día y sin azúcar.
  • Luego, para el tercer y cuarto día se permite comenzar con productos lácteos como el yogurt, el queso, algunas frutas y pan o galletas integrales.
  • Al llegar el día 5, 6 y 7, se comienzan a introducir en la dieta los pescados, las verduras, las carnes, y el consumo de leche al día se limita a 1 litro.

Es un régimen rápido para perder peso que no debe extenderse por más de 7 días. Sin embargo, diariamente puedes consumir un vaso de leche tibia en las noches.

A continuación, te ofreceremos 3 alternativas diferentes para cada momento del día

Momento Alimento
Desayuno 2 rebanadas de pan integral con margarina vegetal, 350ml de leche descremada.
1 tostada de pan integral con café/ té y leche sin grasa
200ml de avena cocida con leche descremada
Almuerzo Ensalada de lechuga, pepino, tomate, con 1 huevo cocido y una lata de atún (200g)
Arroz o pasta integral (1/2 plato) con verduras cocidas y requesón (50g)
Ensalada de tomate, aguacate, tocino y queso de cabra
Cena Caldo de verduras (350ml) de apio, cebolla, col, zanahoria
Filete de pollo a la plancha (100g) con yogurt desnatado
Verduras al vapor (coliflor/brócoli, zanahoria, papas), 1 vaso de leche descremada (300ml)
Merienda 1 taza de cereales integrales con leche descremada
Yogurt con trozos de frutas  manzana, kiwi, fresas

Beneficios y desventajas:

La dieta de la leche es una opción para perder peso en una semana. No obstante, se debe tener en cuenta que las carencias nutricionales son altas en este período.

No es una dieta para ser adoptada por pacientes renales o con intolerancia a la lactosa.

Para prevenir el rebote, al concluir los 7, la dieta siguiente debe ser baja en grasas y calorías, con abundantes frutas y verduras.