Saltar al contenido

Dieta de la harina

dieta-de-la-harina

La dieta de la harina, mejor llamada como dieta sin harina, es un plan de alimentación propuesto para disminuir el consumo de harinas refinadas que son una importante fuente de carbohidratos y calorías, tan culpadas por la ganancia de peso.

Es difícil cortar totalmente el consumo de las harinas, ya que ellas hacen parte de muchos de los alimentos básicos que tenemos en la dieta, eliminarlas o incluso reducir su consumo no es tarea sencilla, sin embargo, se recomienda una sustitución de estas harinas refinadas por otros tipos de harinas que permiten también muchas preparaciones y son más sanas.

Este cambio en el hábito de alimentación no tiene que ser radical, al contrario, para mejor adaptación al plan de dieta se recomienda una transición gradual en la que se vayan reemplazando dichos alimentos con harinas refinadas, puede demorar algunas semanas, sin embargo, asegura una pérdida  de peso equilibrada y con menor riesgo de rebote, puedes lograr hasta 5kg en 3 a 4 semanas, si vas de manera gradual.

Cuando hablamos de harinas refinadas nos referimos a alimentos que ciertamente tienen un escaso valor nutricional y que con su consumo, solo estamos ofreciéndole al cuerpo hidratos de carbono de absorción rápida que solo aumentan la ingesta calórica y pueden llevar a aumentar de peso.

¿Por qué hacer una dieta libre de harinas?

Cuando eliminas las harinas refinadas de la dieta, o por lo menos reduces considerablemente su contenido, obtendrás mayores beneficios para tu cuerpo, que van más allá de solo perder peso.

  • Las harinas refinadas aumentan mucho el colesterol y los triglicéridos, disminuir su consumo ayuda a normalizar los niveles de lípidos en sangre y aumenta el colesterol bueno.
  • Limitar las harinas refinadas ofrece un mejor control de los picos de liberación de insulina y previene enfermedades metabólicas.
  • Las harinas integrales, sustitutas de las refinadas, ofrecen mayor saciedad, de esta manera logras controlar la compulsión alimentada y los antojos entre las comidas.
  • Reduces la cantidad de carbohidratos de manera significativa, lo cual indudablemente lleva a la pérdida de peso.

¿Cómo eliminar las harinas?

dieta-sin-harinas

Las harinas refinadas se pueden cambiar por alimentos más nutritivos, algunas de estas opciones pueden ser la harina de almendras, la harina de avena y otras preparadas con cereales integrales.

Los mismos cereales integrales y de frutos secos son ideales para ser sustitutos de las harinas en cuanto al aporte calórico.

Para el desayuno, puedes cambiar el pan por una taza de avena y leche descremada, o panquecas de harina de almendras por ejemplo.

Haz que los postres y tus meriendas sean a base de frutas frescas y naturales, ya sea en jugos, batidos o ensaladas, aportan hidratos de carbono, fibra y vitaminas.

Siguiendo estas recomendaciones, y sumándole a la dieta un estilo de vida saludable, con buen hábito de sueño y ejercicio regular, puedes perder hasta 5 kg en menos de un mes. Con el tiempo, te habituaras a una alimentación más sana.

Beneficios y desventajas

Una dieta libre de harinas refinadas es muy beneficiosa para la salud y la estética. Sin embargo, la adopción brusca de este tipo de régimen puede provocar síntomas agudos como mareos, náuseas, mal aliento, problemas de humor, fatiga, etc. Por ello, es recomendable la transición de manera gradual.