Saltar al contenido

Dieta de la fertilidad

dieta-de-la-fertilidad

La fertilidad es un tema que preocupa y afecta a muchas parejas, principalmente a las mujeres cuando presentan problemas para lograr la concepción.

En los problemas de fertilidad se entrelazan una serie de causas en los que la alimentación y el estado nutricional pueden tener alguna influencia. Los trastornos de la fertilidad son causados principalmente por desequilibrios hormonales (en el caso de la mujer), los cuales pueden deberse a enfermedades, a reacciones emocionales como el estrés, o también a hábitos inadecuados en el estilo de vida, donde, la dieta y los alimentos que se consumen juegan un importante papel.

La dieta para la fertilidad sugiere mejorar las condiciones de alimentación para asegurar un aporte suficiente de nutrientes para el cuerpo que lo preparen para la concepción. Como otros efectos indirectos, una dieta controlada para el tratamiento de la fertilidad también ayuda en el factor psicológico del problema, ya que una mejor alimentación se asocia a tranquilidad y estabilidad emocional así como disminución de la ansiedad.

dieta-para-la-fertilidad

Según esto, existen algunas recomendaciones para mejorar tu nutrición que puedes emplear como parte de un tratamiento multidisciplinar que se adopta para el manejo de los problemas de fertilidad. Dichas recomendaciones son:

  • Consumir muchas frutas, especialmente las de color rojo y las naranjas. Estas frutas presentan alto contenido de vitaminas, minerales y oligoelementos que mejoran la reproducción, como la vitamina C, los flavonoide que con antioxidantes y la coenzima Q10. Entre ellas tenemos las fresas, las naranjas y la granada.
  • Consumir alimentos ricos en ácido graso saludable y omega 3 como el pescado.
  • Las verduras de hoja verde son fundamentales para una alimentación sana, aportan ácido fólico que es imprescindible para la concepción, pues mejora la salud del aparato genital femenino, así como durante los primeros tres meses de la gestación es necesario para prevenir malformaciones embrionarias y fetales. Además se recomienda la ingesta de folatos y multivitamínicos como parte del proceso de planificación familiar.
  • La comida del mar, como pescados azules, puede ser un alimento indicado en el tratamiento de la esterilidad tanto masculina como femenina. En el caso particular de los hombres, estos ácidos grasos de pescados azules ayudan a reducir el colesterol, cuyos altos niveles pueden influir en la función de los espermatozoides.
  • Otros alimentos recomendados son los ricos en proteínas como las carnes, los huevos, los lácteos, que son ricos en coenzima Q10 (antioxidante), vitaminas, L-carnitina y N-acetilcisteína.

Del mismo modo, como hay alimentos que son permitidos, existen otras costumbres alimentarias que deben evitarse si se desea tener éxito en  el aspecto nutricional para la concepción. Debe evitarse el consumo de:

  • Aunque su eliminación es controvertida, en el momento del deseo de embarazo se recomienda apartarse de las bebidas alcohólicas. El consumo de alcohol se ha asociado a un peor logro reproductivo, además contienen grandes cantidades de hidratos de carbono, lo cual desequilibra la dieta saludable.
  • Cafeína. Algunas observaciones indican que hay una mayor incidencia entre aborto, tasa de recién nacidos vivos y el consumo de altas dosis de cafeína (lo cual se considera cuando es superior a 5 tazas por día). Además, la cafeína incrementa la excreción urinaria de calcio, mineral que es importante durante la maternidad.

Además de seguir estas recomendaciones nutricionales acuérdate de sustituir los azucares refinados por postres de fruta natural, eliminar las grasas y preferir preparaciones a la plancha, cocidas o al vapor, y beber abundante agua.

Recuerda que la dieta es tan solo un aspecto de todo el amplio manejo nutricional que debe seguirse en caso de trastornos de la fertilidad.