Saltar al contenido

Dieta de la espinaca

dieta-de-la-espinaca

La dieta de la espinaca invita a probar este delicioso y nutritivo vegetal en la mayoría de los platos del día a día, con lo cual no solo perderás peso sino que aprovechas todos los beneficios de comer espinacas.

Las espinacas son alimentos ideales para los planes de dieta bajos en calorías, con tan solo una ración de 100g apenas estás consumiendo 26 calorías. Por ello, son útiles para controlar el efecto del hambre, mantener la saciedad y conservar un aporte calórico dentro de los límites permitidos para la dieta.

También, las espinacas son ricas en fibra, lo cual contribuye a la buena función digestiva. Otros nutrientes que aportan son las vitaminas, especialmente la vitamina C y E que son importantes antioxidantes.

Una ventaja de comer espinacas es que puedes comprarlas frescas casi todo el tiempo, puesto que su cosecha se da todo el año, especialmente en los meses de frío y puedes congelarlas para conservarlas cuando están crudas.

La dieta de la espinaca te permite adelgazar hasta 2kg en  tan solo 4 días. A continuación algunos consejos para practicarla.

¿Cómo hacer la dieta de la espinaca?

dieta-de-la-espinaca

Para comenzar la dieta de la espinaca debes llevar en cuenta algunas consideraciones, por ejemplo:

  • Cuando vayas a comprar espinacas, escoge aquellas ramas en las que todo el color sea uniforme, o verde oscuro o verde claro.
  • Al momento de prepararlas tienes la opción de espinacas cocidas, que se preparan mejor con las hojas más gruesas; si es el caso de que prepararas una ensalada de espinaca cruda entonces mejor guarda las hojas más tiernas para ello.
  • Las espinacas cocidas no deben refrigerarse, es mejor cocinar y servir listo para comer.

A continuación, te ofreceremos 3 alternativas diferentes para cada momento del día

Momento Alimento
Desayuno Café con leche descremada y canela como endulzante, 1 tostada de pan de forma con queso para untar descremado y 1 lonja de jamón de pavo.
Dos tostadas integrales con té y un yogurt natural (300g)
Yogurt desnatado con trozos de fresa (300g)
Almuerzo Ensalada de hojas de espinaca cruda, lechuga, tomate, brócol hervido con trozos de queso mozarela
Puré de verduras mixto (1 papa y dos ruedas de calabaza cocidas), ensalada de espinaca, tomate y huevo cocido
media pechuga de pollo (100g) con espinaca y queso crema light (1 cuchara)
Cena Ensalada de atún (200g) con espinaca y cebolla aderezada con aceite de oliva
Tortilla de huevo con espinaca y cebolla
Pizza casera de mozarela y espinaca (2 porciones)
Merienda Yogurt descremado, té, gelatina de dieta
Té de canela y manzana con 2 galletas de arroz

Beneficios y desventajas:

La espinaca es un vegetal  altamente recomendado para formar parte de nuestra mesa. Su color verde oscuro revela que presenta un alto contenido de nutrientes sumamente importantes para el organismo, sobre todo antioxidantes y bioflavonoides que se encargan de prevenir el daño celular por el estrés oxidativo y se relacionan también con la prevención del cáncer. La espinaca contiene muchos carotenoide como la luteína y la zeaxantina que son protectores para la visión y otros tejidos.

Por otro lado, la espinaca contiene mucho ácido oxálico que puede ser perjudicial para el organismo, ya que este impide la absorción de minerales como el hierro y el calcio y está relacionado con la litiasis renal. Por ello se recomienda combinar los preparados de espinaca con vitamina C.