Saltar al contenido

Dieta de la chia

dieta-de-la-chia

Las semillas de chía constituyen un recurso natural empleado en diversos planes de alimentación gracias a la gran cantidad de nutrientes que ofrecen al organismo, y a los potenciales beneficios para la salud y el estado físico en general

Estas semillas aportan numerosos minerales y vitaminas, con la ventaja de tener un sabor agradable que recuerda a las nueces. Puede ser usada tanto para controlar los impulsos alimentarios y bajar de peso, como para el tratamiento de enfermedades del tracto digestivo, para desintoxicar al organismo, así como para tratar procesos inflamatorios crónicos.

Las semillas de chía se obtienen de una planta natural de la región de América Central, la Salvia hispánica. Estas presentan alto contenido de fibra, oligoelementos, vitaminas y demás nutrientes. Las semillas de chía eran consideradas como alimentos ricos ya desde la época de las antiguas civilizaciones aborígenes de América. Tanto los Mayas como los Aztecas acostumbraban a consumir chía dentro de su dieta habitual, atribuyéndole muchas propiedades beneficiosas para la salud.

La chía es rica en ácidos grasos saludables, como el omega 3, especialmente si se consume la semilla molida o masticada, además ayuda a reducir el colesterol malo en la sangre. Gracias a su alto contenido de fibra, esta semilla es un remedio comúnmente usado en el tratamiento de la constipación, así como previene los impulsos alimentarios compulsivos al mantener la sensación de saciedad por más tiempo.

dieta-de-la-chia

Algunas de las ventajas de una dieta que incorpore las semillas de chía son:

  • Controlan el apetito. La chía es rica en fibra, por ello al ingerirla, y manteniendo un buen estado de hidratación, esa fibra absorberá el líquido, mejorando el tránsito intestinal y produciendo una sensación de saciedad, que te hará comer menos, estarás satisfecho por un período mayor.
  • Fuente de ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos como el omega 3 y omega 9, presentes en las semillas de chía, son compuestos de alto valor nutricional, que actúan como antioxidantes, protectores del daño tisular, y para el tratamiento de la dislipidemia.
  • Rica en nutrientes. Además de esos ácidos grasos, la chía contiene ácido linolénico, que mejora la absorción intestinal de las vitaminas liposolubles (A, D, E y K). También, la chía es fuente de vitaminas del complejo B, como tiamina (B1), riboflavina (B2) y niacina (B3), y vitamina C.
  • Funcionan como postre. El sabor de la semilla de chía es similar al de los frutos secos, ello facilita la adhesión a este alimento.
  • Propiedades de desintoxicación. Las semillas de chía pueden eliminar del cuerpo toxinas y líquidos retenidos, ya que estimulan la flora intestinal, mejoran el peristaltismo y con sus nutrientes combaten el daño por radicales libres.
  • Ayudan en la pérdida de peso y en la ganancia muscular. Los nutrientes de la chía dan una aceleración al metabolismo en general y ayudan en la regeneración de músculo.
  • Propiedades antiinflamatorias. La chía, gracias a los ácidos grasos que posee, ayuda a combatir procesos inflamatorios crónicos en el cuerpo, como las artritis y afecciones articulares.

¿Cómo hacer la dieta de la chía?

El secreto de la dieta de la chía es incorporar diversas preparaciones que a base de chía que te ayudarán principalmente al control de los impulsos por comer, a manejar la ansiedad y además, aportan energía y muchos nutrientes. El consumo recomendado es una cucharada sopera diaria de semillas de chía molidas o masticadas.

dieta-de-la-chia

Recetas con chía para el desayuno y  meriendas.

  • Yogurt con chía: a 300g de yogurt natural griego agrégale una cucharada de semillas de chía; también puedes prepararlo con kéfir.
  • Gel de chía: puedes consumirlo también como postre. A 1 ½ cucharada de chía le añadiremos 250ml de agua caliente y dejaremos hervir. Luego, se deja enfriar por 15 min, quedara una especie de gelatina, puedes guardarla en el refrigerador.
  • Agua de limón y chía. Se agrega a un vaso de jugo de limón natural (350ml) una cucharada de semillas de chía y se mezcla. Puedes consumirlo hasta 3 veces al día en las meriendas.
  • Ensalada de brotes de chía. Deberás conseguir los brotes germinados de chía para preparar una ensalada con ellos mezclados con otras verduras como repollo, cebolla, etc. También puedes preparar ensalada de frutas y esparcir sobre ella una cucharada de chía.
  • Batidos con chía. Agregar al batido de tu preferencia una cucharada de chía.

Beneficios y desventajas

La dieta de la chía aconseja incorporar algunas preparaciones con esta semillas en nuestras comidas diarias, especialmente sustituir los postres, por gel de chía o otras preparaciones, evitado el consumo de azucares refinados y grasas, a través de alimentos naturales que ayudarán a mejorar la salud y a perder peso.

¡Ojo! La manera más sana no es una dieta exclusiva con recetas de chía. Todo debe ir en conjunto. Elaborar un plan nutricional con recetas de chía que garantice el aporte de otros nutrientes y asociarlo a un estilo de vida saludable es lo más indicado.