Saltar al contenido

Dieta de la alcachofa

dieta-de-la-alcachofa

La dieta de la alcachofa es bastante popular entre las personas que intentan todos los medios posibles para bajar de peso, ya que este alimento ofrece muchos beneficios desde el punto de vista nutricional que mejoran la salud y depuran el organismo de tóxicos; no obstante, no es recomendable el popularizar ni esta, ni ninguna otra dieta como un régimen alimentario exclusivo de un solo alimento, pues el cuerpo se somete a estrés por carencia, y el peso que pierdas en ese corto período lo recuperarás enseguida.

La alcachofa es una flor rica en numerosos nutrientes, como por ejemplo, vitaminas del complejo B, minerales como el hierro, magnesio, fósforo, potasio; aminoácidos y flavonoides que actúan como antioxidantes para prevenir el daño y envejecimiento celular, entre otras propiedades.

La alcachofa también contienen fibra que ayuda en la función digestiva, y gracias a la presencia de fitoesteroles ayuda a disminuir la absorción de grasas en el tubo digestivo, reduciendo los niveles sanguíneos de colesterol.

Una dieta exclusiva o predominante a base de diversas recetas de alcachofa, puede llevarte a perder hasta 1 kg por día, pero no debe mantenerse dicho plan de alimentación por más de tres días, puesto que los efectos para el organismo serían contraproducentes. Consumir alcachofa y reducir la ingesta de otros alimentos grasos y altos en carbohidratos es más recomendable. Este tipo de dieta se puede practicar entre períodos de dieta más prolongados, para dar un “avance” a los recursos de control de peso a largo plazo, de modo que puedes practicarla  1 semana cada tres meses.

La alcachofa tiene propiedades diuréticas que ayudan purificar el organismo; actúa como laxante, siendo un buen tratamiento en personas con constipación. Además, es buena para aumentar las defensas, previene los estados inflamatorios crónicos y mejora el estado de salud en general.

Esta flor es permitida para el consumo de diabéticos (por sus beneficios metabólicos) y enfermos hepáticos (por su efecto protector de la función hepática y biliar). Sin embargo, no se recomienda su ingestión en durante la lactancia puesto que cambia el sabor de la leche materna.

¿Cómo hacer la dieta de la alcachofa?

dieta-de-la-alcachofa 

La dieta de la alcachofa es un ayuno o semi-ayuno rápido que lleva a perder 3kg en menos de una semana. En su variedad pura se trata de preparaciones con alcachofa que serán la única comida por tres días.

Conjuntamente debes beber abundante líquido, alrededor de unos 2l por día, para prevenir la deshidratación por el efecto diurético de la alcachofa, así como, debes estrictamente cumplir el horario de todas las comidas. Debes tener fuerza de voluntad, pues someterás al cuerpo a muchas restricciones.

A continuación, te ofreceremos 3 alternativas diferentes para cada momento del día

Momento Alimento
Desayuno Yogurt descremado con frutas (300g)
Zumo de naranjas con fresas y manzanas (350ml)
Ensalada de fresas y pera, 1 taza
Almuerzo Alcachofas al horno con pechuga de pollo a la plancha (200g) y licuado de piña, célery y limón, 350ml
Ensalada de alcachofa y lechuga con pescado al horno 200g
Ensalada de alcachofa, tomates, espinacas y nueces
Cena Alcachofas gratinadas con queso mozarella
Alcachofas al horno con jamón serrano
Alcachofas al vapor con requesón
Merienda Infusión de alcachofa
200ml de jugo natural (naranja, piña)

Beneficios y desventajas:

La dieta rápida de la alcachofa es un plan de alimentación que combina la baja ingesta de grasas y carbohidratos con un consumo de proteínas medio y mucha alcachofa. Puede servir para purificar el organismo, mejorar la digestión, eliminar toxinas, y por supuesto adelgazar rápidamente. Sin embargo, como todas las dietas rápidas, el rebote es de esperarse.

La recomendación es tener un plan de dieta a medio o largo plazo para continuar luego de la dieta de la alcachofa e incorporar este alimento a tus comidas diarias, pues son muchos los beneficios que trae para la salud.