Saltar al contenido

Dieta de la galleta de soda

dieta-de-la-galleta-de-soda

La galleta de soda es un alimento que probablemente se nos viene a la cabeza cuando hablamos de comenzar una dieta. Este tipo de galletas son muy recomendadas en algunos estilos de alimentación como complemento del alimento principal, aunque, en caso de que se quieran adoptar como único elemento o el principal en una dieta, debemos llevar en consideración algunos hechos con respecto a la galleta de soda.

En las galletas de soda encontrar unas 400 calorías por cada 100g, que si lo comparamos con otros alimentos como por ejemplo, el pan blanco, las calorías son menores, apenas 270 cal. Por tanto, comer cantidades de galletas de soda que sustituyan las raciones de pan, nos está llevando a aumentar la ingesta calórica y en consecuencia al aumento de peso, cuando realmente buscamos es perderlo.

Esto se fundamenta en la creencia de que comemos un alimento en menor cantidad, pero que realmente contiene más calorías. Por ello, es prudente revisar las etiquetas de las galletas de soda para que estés al tanto de todos los nutrientes que contienen los alimentos que consumes.

dieta-de-la-galleta-de-soda

Por tanto, una dieta exclusiva a base de galletas de soda en sustitución de otros alimentos, lejos de perder peso tendría el efecto contrario y lo aumentaría. Las mejores dietas son aquellas que combinan alimentos bajos en calorías que sigan suministrando vitaminas, minerales y demás nutrientes, que puedan prolongarse en el tiempo y que lleven a una pérdida de peso sin someter al cuerpo al grave estrés de las restricciones.

¿Cuándo comer galletas de soda?

Las galletas de soda son un complemento perfecto para muchos platos de nuestro día a día; por ejemplo, nada mejor que unas tres galletas de soda con acompañando una ensalada de atún y vegetales en la cena, o una sopa de col durante el almuerzo.

Es importante que estés consciente de que las galletas de soda no son una opción “ligera”, pues además de las elevadas calorías, también tienen alto contenido de sodio que fuerza a una mayor filtración glomerular (función renal), aumentando la diuresis (ganas de orinar) y pudiendo llevar a deshidratación.

Cuando las consumes en cantidades moderadas, acompañando alguna merienda, entre 3 y 4 por día como máximo (100g), tu alimentación no se verá significativamente alterada. Solo recuerda llevar una dieta equilibrada, rica en verduras y frutas, con un suficiente aporte de proteínas y nutrientes, combinado con ejercicio físico regular, la cual será una opción mucho mejor para perder peso.

Variedades

dieta-de-la-galleta-de-soda

Existen otros tipos de dieta que se sustentan solo en el consumo de galletas; una de ellas es la ideada en 1975 por el Dr. Siegal, la cual establece como premisas:

  • Comer diariamente seis galletas durante el día, y cenar 100g de pollo asado o pescado asado, con vegetales verdes al vapor.
  • No existen más comidas durante el día fuera de las mencionadas.
  • Se recomienda abundante agua, y algunas bebidas como té o café sin azúcar.

Esta dieta aporta en promedio unas 800 calorías y se sigue durante una semana. Para mantenerse por más tiempo se recomienda aumentar a 1000 calorías, y equilibrarse en unas 1500 calorías, lo cual también previene el efecto rebote. El aumento de calorías se hace con más porciones para la cena o más galletas durante el día.

Esta variedad de dieta de la galleta es bastante restrictiva, y no se recomienda mantener por más de una semana para evitar daños severos al cuerpo.

Si deseas probar otras dietas, te recomendamos: